[Reinstatement] El granero de ladrillos rojos. Espíritu vintage

Descubrir estas pequeñas joyas de la arquitectura reconvertida me encanta. Hoy os acerco un granero a modo de pequeño establo de ladrillos rojos en la villa de Chewton, situada al sur de Australia. Con todo el espíritu del “reciclaje” la “nave” recupera el sabor de época y la decoración de los mercados locales llenos de piezas con alma.
El “Granero de ladrillo rojo” es un espacio rústico de dos plantas con muchos toques de sensibilidad decorativa europea. Ubicado en una finca privada de tres hectáreas se realiza una reconversión de un espacio de labor con una mezcla ecléctica de antigüedades de Europa y Australia de principios del siglo XX, incluido el mobiliario y la iluminación industrial francesa, kilims turcos de Anatolia y piezas de la ‘depresión’ de los 20’s, raras en las regiones de Australia. Su rehabilitación duró 3 años y se prestó mucha atención al detalle, creando una vivienda muy confortable y con sabor vintage.

La sala de estar se divide en dos partes abiertas a la zona de cocina, con una mesa flanqueada por Tolix industriales recuperadas en estaño pulido de los años 40. Destaca un ambiente en blancos, grises y azules pastel, con toques puntuales de burdeos, dando sensación de amplitud y luminosidad, donde las piezas recuperadas se distribuyen creando el ambiente cálido. 

Lámparas de gas o queroseno como iluminación, se reciclan para convertirse en lámparas eléctricas.

Destaca el uso predominante de la madera, la base del granero y posterior establo, que se ha mantenido y reutilizado estableciendo un encanto natural propio de las zonas rurales y de su función originaria. Los azulejos de la cocina provienen de la cerámica original de un pueblo del norte de Portugal.

Para los toques de brocanterié, se han usado muebles chiné. La decoración es una mezcla de estilos: un toque industrial, con el aderezzo de muebles franceses y algunas piezas de la Australia colonial. Cada elemento en esta vivienda tiene su propia historia, y el aspecto envejecido de los objetos, contribuyen en gran medida al espíritu de “granja”. La cocina rústica totalmente equipada con todos los elementos esenciales.

 Colores suaves para un interior luminoso. Las paredes y los solados de este “granero” se han pintado en blanco creando una atmósfera de luz y la dimensión del espacio queda marcado por la mezcla ecléctica del mobiliario.
En el dormitorio principal las camas de hierro fundido típicas de mediados del s.XIX se encontraron en una tienda de antigüedades de la zona, con los textiles en puro lino portugués y almohadas de plumas.
En el baño destaca la terracota en el solado y a través de la ventana hay una magnífica vista a los campos y a la zona de jardín trasero donde la bañera exenta de patas vintage se usa e invita a bañarse en días de verano!

Un espacio ambientado en el entorno rural en el que se localiza, muy cerca de una comunidad artística de renombre cerca de Melbourne reconvertida con todo el encanto vintage de los objetos que la decoran. Me ha cautivado, no me encantaría perderme por aquí el fin de semana en buena compañía!!
Fotos [] Simon Griffiths para Red Brick Barn

Más información en http://www.redbrickbarn.com.au/

Sígueme / Follow me

Más sobre Virginia

Soy Virginia, Arquitecta de Interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage".

Deja un comentario

    1. me encanta la casa!! quizá lo que menos gracia me hace es esa escalera tan roja, parece que no me pega…
      un besito guapa, que hace mucho que no hablamos!

    1. Pordios Q pasada!!!!
      Cada día me sorprendes más!!
      Ufff
      Q ganas de charla, linda, para q me asesores!!!
      La semana q viene, Sí o Sí!!!!
      Muackss

Responder a Azucena Alonso Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.