[Decotips] Los 10 imprescindibles para una deco vintage

Como buena amante del vintage a veces me veo a mí misma en busca del “tesoro”, siguiendo la pista de los mercadillos y de las tiendas de los nuevos anticuarios para tratar de encontrar esa pieza única del pasado que encaje dentro de casa o de los proyectos que tengo entre manos. Los diseños de antaño tienen una fuerza estética increíble, y los materiales con los que fueron concebidos les confieren una durabilidad que llega hasta nuestros días. Hoy quiero proponerte las 10 piezas imprescindibles si tienes claro que deseas introducir en tu casa un elemento de antaño para conseguir una decoración vintage. Al ser elementos originales y antigüedades su precio no es el más barato, pues se trata de muebles y complementos muy cotizados que han ganado valor a lo largo del tiempo. No obstante, hay desembalajes ocasionales en los que es posible hacerse con ese elemento vintage ideal para el salón o el dormitorio. ¿Comenzamos?

1. Un sofá de piel,  como por ejemplo un modelo clásico del siglo XIX como el Chester, con su elegante capitoné. Una pieza singular y de carácter que nunca pasa de moda y que con el paso de los años, la piel será más flexible y suave, además de mostrar diferencias tonales que consiguen ese toque de mueble vivido que tanto gusta a los amantes del vintage. 

2. Una silla “icono” del diseño del siglo XX, como el clásico modelo industrial de Mies van der Rohe: la silla Barcelona de 1929. La firma Knoll las sigue fabricando a día de hoy. También hay imitaciones muy conseguidas y que abaratarían la compra de un original.

3. Un aparador recuperado como los de las farmacias antiguas, lleno de cajones de los que el boticario extraía las raíces y los aceites para crear los remedios, o los antiguos casilleros postales de correos, etc. Estos aparadores, pero interpretados al estilo chino, también son muy preciados hoy en día. 

4. Un cartel publicitario original. Es una de las piezas más económicas de este listado. En las ferias de almoneda, Pop Up Sales, ventas de garaje, etc. existen láminas de publicidad antigua a precios asequibles. Todo tipo de anuncios son válidos, bebidas, comida, electrodomésticos… Y si no te convence esta línea, prueba con carteles de películas clásicas que nunca fallan y crean el ambiente perfecto. Además de poder adquirirlas en soporte papel y enmarcarlas, también hay modelos en metal a modo de chapas envejecidas.

 5. Lámparas de tipo industrial. Cuando el trabajo en cadena se extendió, los trabajadores pasaban el día metidos en una gran nave bajo la luz de grandes lámparas de metal. Estas luminarias pesadas de aspecto tosco son un bien que cotiza al alza ahora mismo y se han integrado a la perfección en los interiores y, no sólo de loft industriales, sino de aspecto retro vintage y modernos.

6.  Un teléfono años 50-60’s. Este complemento fue el que comenzó a despertar el gusto por el vintage en las casas actuales. Al fin y al cabo, es un complemento con un diseño que coordina con cualquier ambiente, y su precio no es demasiado caro. Si compras uno, recuerda que lo importante no es que funcione, pero si lo hace, mucho mejor!.

 

7. Un globo terráqueo. Una pieza que siempre gusta y que seulta ser un guiño a la infancia, cuando teníamos que estudiar y aprendernos los ríos y sus afluentes, además de todas las capitales del mundo. Dependiendo del espacio que tengas, opta por los modelos de mesa o por uno de suelo. 

8. Una pieza de cristal coloreado, jarrón, cenicero, centro de mesa, botellas antiguas… Pueden ser de un solo color, un tono degradado o combinar varios. Precisamente, los que tienen muchos colores son muy psicodélicos y ese toque hippie queda fantástico en ciertos hogares de inspiración moderna. Lucirán bien adornados con o sin flores.

9. Botes o latas de metal antiguas. Los dibujos que las adornan son preciosos, pero es difícil encontrarlas en buen estado, dado que el metal suele abollarse con los golpes porque es muy fino. Antes de comprar una de estas latas, asegúrate de que su interior no está oxidado y de que la pintura exterior esté en perfectas condiciones y, sobretodo, déjalas a la vista en la cocina o decorando las estancias con flores etc.

10.  Alguna pieza de forja bien para exterior como para interior. El vintage se viste de verde gracias a conjuntos de mesa y sillas donde el hierro y la madera pueden ir juntos o por separado. 

 Ahora ya no tenéis excusa para conseguir un espacio con todo el sabor vintage.

 
¡Feliz día a todos!
 
 

Fotografías [ ] Pinterest

Más sobre Virginia

Soy Virginia, Arquitecta de Interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage".

6 Comentarios

    1. Hola Virginia!
      Jaja.. Me pasa lo mismo, yo en los mercadillos cuando veo una pieza que me enamora puedo parecer el bicho feo del Señor de los Anillos… “Mi tesoro…” Me encantan las piezas auténticas, las vintage, creo que dan un toque muy acogedor a la decoración, de verdadero hogar, piezas que tienen su historia…

      Un saludo!
      Mònica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *