[Reinstatement] Loft: la sérénité de couleur neutre

En mi línea de espacios RECONVERTIDOS, [Reinstatement] hoy os acerco un antiguo almacén de electricidad que se ha rehabilitado en 2003 en vivienda.
Un loft a modo de dúplex que nos ofrece un espacio original, un tanto casual y muy relajante. Un “loft” con un encanto muy vintage-shabby, tranquilo y luminoso, en el que Barbara y Jean-Luc conviven día a día. Se encuentra en un barrio cerca del Bois de Vincennes (París) donde la antigua industria se desarrollaba. Con una orientación y ubicación entorno a un patio, lejos del bullicio de la calle, el lugar se adapta perfectamente a las necesidades de sus dueños que buscan en todo momento la tranquilidad.
Manteniendo el estilo del lugar y los materiales en tonos crudos. Con la presencia de pared de piedra vista, el color blanco se ha convertido, con toda naturalidad, en el predominante del espacio y que contrasta con toques negros puntuales que refuerzan y crean volúmen. También se ha realizado la adaptación del espacio a su estilo de vida, eliminando particiones, reformando el baño y cambiando los solados. En la sala principal, un techo alto, bañado por la luz a través del cristal y una fachada de ventanales en cerrajería negra que dan al patio.

Una gran sala llena de luz con una pequeña escalera que conduce a una estancia en la planta baja, privada e íntima. En el salón comedor, varias zonas se destacan. Piezas de mercado de pulgas como la butaca en tela de lino vintage, la lámpara de pie industrial con elevación en tijera, mesas de centro metálicas, piezas de los Eames, Jacobsen y Hansen, rematan un estilo en un corte vintage perfecto
En el comedor las ventanas permiten disfrutar de la entrada de luz y de las plantas verdes. Una biblioteca, hecha de “atado con tensores y piezas cúbicas, sirve como la barandilla de la escalera.


En la cocina una encimera de acero antihuellas en contraste con los muebles en pintura de pizarra en color negro mate. El tabique separador del salón con la cocina es de carpintería vista sin pintar que mantiene las manchas de óxido para dar una mayor autenticidad
Una pequeña escalera conduce a la habitación. Para aislarla sin perder altura de techo, la solución fue usar un nuevo material aislante muy delgado, que se aplica por dentro. El dormitorio, a pesar de no estar cerrado por puertas, conserva toda su intimidad. El apartamento no ha conservado casi ninguna puerta tradicional. La que nos conduce al baño es deslizante o corredera y se oculta en la pared. El blanco se mezcla a menudo con gris y negro creando un efecto bicolor predominante B&W. 
El estilo elegante de la decoración de este espacio ampliado en combinación perfecta con el mobiliario antiguo, desarrolla una vivienda nada ostentosa o formal.

Efecto vintage sobre base de edificación industrial… mix de estilos en una serenidad neutra. 

Fotos [] Alexandre Réty – Art & Décoration 

Sígueme / Follow me

Más sobre Virginia

Soy Virginia, Arquitecta de Interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage".

Deja un comentario

    1. Me encantan los loft, siempre me digo que si por circunstancias de la vida tuviera que deshacerme de mi querida casa haría todo lo posible por irme a vivir a un sitio como este!!
      La pared de piedra es preciosa y me encanta el estilo tan sencillo con el que se ha decorado.
      Besos
      Patri

    1. Me gusta mucho mucho!!! Además los detalles en piedra y tanto verde,,, que acogedora es!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.