[Interior] Chic & Bright Apartment

Detalles geométricos, acentos clásicos y colores fuertes en la distribución de un apartamento en Milán lleno de personalidad. La diseñadora de interiores Vanessa Pisk  presentó en un antiguo edificio italiano, un entorno en el que el estilo moderno y los acentos elegantes se combinan de forma perfecta con piezas de minimalismo escandinavo y elementos clásicos. El resultado final es ecléctico, práctico, cómodo y muy personal. En el área diurna todo se distribuye de forma inteligente. La sala de estar y la cocina comparten la misma estancia a modo de concepto abierto. Cada una de estas tres áreas se diferencia cromáticamente y funcionalmente.

Un hogar con estilo que tiene todo lo mejor del diseño moderno: colores brillantes, tendencias chic, soluciones funcionales. En este apartamento vemos una mezcla de varios estilos: decoración clásica de paredes y techos, minimalismo escandinavo, elementos del estilo francés e incluso notas exóticas. ¡Qué gran proyecto!

Mil detalles sutiles, femeninos y clásicos en contraste con piezas modernas y contemporáneas de los muebles, aportan personalidad a un interior ecléctico. La alfombra hexagonal, la pintura atípica y los objetos inusuales del salón crean una geometría especial, y junto con el color mostaza y el azul cobalto, se aporta elegancia distintiva a toda la decoración. En la zona de comedor y cocina la decoración en blanco y negro hace que el paisaje cromático cambie y vaya, desde los elegantes y vibrantes colores del salón, hasta los tonos monocromáticos en la cocina. La celosía metálica en negro y de cristal entre la sala de estar y la cocina, permite que la luz natural llegue a todas partes de la estancia, continuando la serie de líneas rectas en la decoración. Ventanas generosas, sin cortinas, dejan que la luz lo inunde todo. Destacan los muebles oscuros y ayuda a que se vea más espacioso. 

El dormitorio de invitados tiene acentos exóticos, impuestos por el papel tapiz de hoja de palma de Cole & Son, que combina los tonos azules de la sala de estar con el blanco de la cocina. Los tonos utilizados crean un ambiente cálido y tranquilo que, junto con el suelo de madera maciza, hacen que los huéspedes se sientan como en casa. La decoración se complementa con el sillón rojo, que agrega un plus cromático a la disposición. El color fuerte de la butaca aporta dinamismo y levanta la monotonía.

A través de las decoraciones doradas encontradas en todo el arreglo de la interiorista Vanessa Pisk, se ha trazado una línea entre los espacios que no los separa sino que los une sutilmente. Aunque las habitaciones tienen diferentes paletas cromáticas, los espacios están unidos por el mismo color dorado sutil que se mantiene en todo el apartamento. Un maravilloso proyecto que enamora desde el primer vistazo ¿Qué te parece?

vía

Más sobre Virginia

Soy Virginia, Arquitecta de Interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.