[Interior] Antiguo almacén de especias convertido en loft en Tribeca

Un antiguo almacén de 1985 destinado al comercio de las especias se transforma en un loft de estilo contemporáneo por el estudio de Marie Burgos. Amplio y con espectaculares vistas del río Hudson en Tribeca, Nueva York, su encantadora fachada de estilo Beaux Arts, aún presenta trazas del espacio que albergó: una próspera empresa de Hudson Square. Después de una renovación impecable donde se mantienen las ventanas originales y las estupendas cornisas del magnífico edificio de lofts, el edificio conseva la grandeza de los días pasados. 

Perfectamente anclado entre el Soho y Tribeca, este antiguo almacén de especias se ha convertido en 12 amplios lofts que ocupan cada planta y que fusionan perfectamente el “old caráctercon las comodidades modernas y de tendencia. A pocos pasos del río Hudson, el almacén de especias se encuentra a poca distancia de los famosos restaurantes, galerías de arte famosas, tiendas especializadas y boutiques. Con sus puestas de sol y las instalaciones excelentes, este es el destino ideal para aquellos que buscan los placeres tranquilos de la costa del río Hudson. Yo me apunto sin duda!!!

El sofá crema de lino ocupa un lugar central, con su mar de texturas (los cojines ), dándole carácter, confort y exclusividad. El salón combina líneas modernas, de las sillas en madera de nogal y tela con elementos rústicos, como la mesa de café de tipo Indonés, el gigante y antiguo reloj de pared del hierro y la alfombra de yute hecha a mano, que establece el viejo tono de la decoración para un interior excepcional. Un cómodo sillón Eames Lounge te invita a entrar, dando la espalda a una pared de ladrillo macizo visto. El diseño es abierto y fluido para mantener la sensación de grandiosidad del espacio por lo que cada pieza y acabado de diseño se pueden admirar individualmente. 

El diseño del salón refleja un viejo mundo” a medida, respetando las características originales del “Almacén Especias”. Con sus techos altos, ventanas de arco, pared de ladrillo originales y columnas de hierro, este espacio es un testimonio de la antigüedad y de la elegancia del viejo mundo. Las opciones de diseño son una combinación de acabados neutros y modernos. Solados de roble y paredes blancas, muebles de cocina blancos, combinadas con mucha textura dada por la pared de ladrillo, las columnas de hierro y los diversos tejidos y piezas singulares que dan una hermosa luz natural a todo el conjunto.

El comedor es una combinación de texturas interesantes y piezas únicas que crean un espacio acogedor. Los elementos son: sacos de yute tejido industrial enmarcados como piezas de arte de pared, un espejo de gran tamaño hecho a mano de tablones de madera de época recuperados de los barcos. Se combina el encanto rústico de una antigua granja francesa con un aspecto industrial. Los acentos como los candelabros de cornamenta y la doble luz colgante antiguoa de polea industrial realmente terminan la mirada al viejo mundo que se buscaba para honrar el pasado de esta propiedad. 

El dormitorio principal refleja un entorno tranquilo en un color descremado que respeta la tonalidad y paleta general de la casa para seguir la mirada del mundo industrial. El baño principal se ha diseñado con la tradición en la mente y el gusto por la elegancia de lo antiguo. Está equipado con una fabulosa ducha de cristal y una bañera profunda. 

¡Feliz día a todos!

Fotografias [] Francis Augustine


VirlovaStyle 

TWITTER / FACEBOOK / BLGLOVIN / PINTEREST / INSTAGRAM

Más sobre Virginia

Soy Virginia, Arquitecta de Interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage".

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.