[Deco] Industrial Scandinavian Loft

El espacio de hoy es un interior muy fresco, simple, informal, pero totalmente acogedor. Un loft al más puro estilo Nueva York, en el que todo está abierto y comunicado, eliminándose los tabiques y separadores, y creando un ‘todo’ unitario. Un interior escandinavo típico, con su intensidad en blanco y negro, los sutiles toques neutros, las formas minimalistas y el amplio espacio negativo que rebosa casi sin esfuerzo. Con dos únicas cristaleras de vidrio y metal, conseguimos la sensación de estar prácticamente en la calle e introducir el máximo de luz a todas las estancias. La base del diseño es nórdica, pero se aleja del estilo escandinavo al que estamos acostumbrados a ver en revistas y blogs, pues lo que más destaca es su marcado estilo industrial. Se combinan texturas y tonalidades en la gama de los grises, blanco y negros, con una base de materiales como la madera natural y el metal, propios del industrial style.

La reforma de este espacio parte de eliminar las viejas escaleras algo empinadas, por una escalera nueva y más ligera y lineal, debajo de la cual se integraron los armarios extraíbles de almacenamiento. Las puertas de espejo del armario de arriba, en la zona de cama, ocultan todo lo que se guarda en ellos, a la vez que aumentan visualmente el espacio y reflejan la luz. En lo que es la zona social, el salón, descubrimos piezas con sabor como la lámpara Arco, las sillas Eames y un solado continuo que crea unidad entre la cocina y el salón, junto a una pared de micro-cemento perfecta. Para romper con tanto gris, se ha personalizado con un collage de láminas en distinto formato. Los textiles de sofá y cojines, aportan el punto de calidez y confort a un espacio que, a priori, podría parecer frío.

La cocina minimalista, apuesta por lo mínimo imprescindible. Acabada con mobiliario completamente en negro, la textura mate de las puertas le aporta modernidad y contrasta con la calidez de la madera natural muy clara en la encimera y la luminosidad de los paramentos en blanco.

El dormitorio es en estilo escandinavo con paredes en blanco brillante que contrasta con detalles en negro, líneas sencillas y gama neutra. Situado en el alto de la vivienda, la barandilla de metal y cristal transparente hace que se una al ambiente. En definitiva, un loft sencillo, casual y totalmente acogedor en estilo industrial escandinavo ¿Qué os parece?

vía

Más sobre Virginia

Soy Virginia, Arquitecta de Interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage".

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.