[Decotips] Piérdele el miedo al AMARILLO!

Volvemos con fuerza con la sección [Decotips] (consejos decorativos) para que puedas tener tu hogar a tu gusto con ideas prácticas y low-cost. Hoy quiero hablaros de un color y cómo usarlo en decoración. Una de las principales preocupaciones de todos los hogares es saber cuánta luz reciben y si ésta es suficiente. Si no tenemos la suerte de contar con una casa especialmente luminosa, disponemos de un aliado que nos ayudará a conseguir toda la que necesitemos: el color amarillo. Al asociarse con el sol, posee su misma capacidad para deslumbrar, pues es el color que antes percibe el ojo humano. Durante algunos años ha estado un poco denostado pero vuelve con fuerza y se integra a la perfección en diferentes ambientes. A la hora de combinarlo las posibilidades se tornan infinitas. El amarillo es perfecto para cualquier estilo decorativo y es una gran elección como tono base. Perdámosle el miedo al AMARILLO!!!

El amarillo es un color que combina fácilmente y siempre nos da buenos resultados, por lo que emplearlo en textiles es una opción más que acertada. Lo ideal es mezclarlo con tonos fríos como los azules, violetas y grises para crear composiciones con fuerza y equilibrio. Tradicionalmente en decoración se ha usado el amarillo para los textiles (cojines, nórdicos, mantas…) o para pintar las paredes. Usarlo en algún mueble dará un extra de color a la casa y seguro que os gusta el resultado en aparadores, sillas, taburetes, sillones o butacas.

En la decoración, el color amarillo brillante es a menudo relegado a los accesorios. Y nadie se queja de los cojines amarillos o aparatos de cocina, el color funciona como un gran acento ostentoso. Pero no necesariamente tiene que ser usados con moderación. De hecho, puedes utilizar este brillante tono en cualquier lugar, siempre y cuando tengas un buen plan decorativo. El amarillo atrae la mirada y se convierten en un punto focal automático.
 

Los estilos sobrios como el nórdico o el minimalismo combinan a la perfección con el amarillo. Está inyección de energía contrasta a la perfección con el binomio blanco y el negro y la frialdad que a veces nos aportan estos. Además el amarillo se cuela en cualquier espacio de la vivienda como en la cocina ya sea en el mobiliario, los revestimientos, encimeras, detalles… Es una tonalidad perfecta para la cocina porque da mucha luz, transmite energía y positivismo. La combinación más recurrente es con blanco, aunque con negro también da un toque muy chic. Para estancias infantiles intenta que el amarillo sea más pastel, si quieres añadir toques de amarillo fuerte hazlo con una estupenda alfombra, en las estanterías, quizás con almohadones o cortinas.

 
Si a pesar de estas ideas y consejos no os atrevéis con el color amarillo, ¿por qué no usarlo en pequeños detalles y complementos?

 Tomas buena nota de estos consejos y dejáos llevar por el poder del color.
 
Fotografías [] Ikea,Maisons du Monde, Hogar total  
Sígueme / Follow me

TWITTER*FACEBOOK*BLOGLOVIN*PINTEREST



Virlova

Más sobre Virginia

Soy Virginia, Arquitecta de Interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *