[Interior] Con vistas a la piscina

La vivienda de hoy resulta el retiro de verano perfecto pero sin estar junto al mar. 210 m² de eclecticismo bohemio y toque vintage que hacen, de esta casa con vistas a la piscina, un reducto de paz y tranquilidad, para aquellos que quieren huir del mundanal ruido. Con casi un siglo de antigüedad y situada en Suecia, no sólo ha sido completamente restaurada respetando sus características originales y magnificándolas, sino que también, se ha diseñado una piscina alrededor de la cual se organiza la vida, los primeros días de buen tiempo. La conocida como granja de Österlen está actualmente en venta y se trata de una construcción en ladrillo tradicional como se fabricaban los graneros y establos de animales de la zona. No contaba con piscina pero sus dueños vieron el potencial de hacer algo audaz y original. Se mantuvo el toque de la parte antigua con colores suaves, la chimenea y los paneles en el techo. Dado su función anterior, se trata de un espacio completamente abierto, amplio y ventilado, con un estilo industrial de tonalidades claras y con solados de cemento pulido. Se ha diseñado y fabricado una ventana donde estaban previamente las puertas del granero.

Se ha trabajado con los contrastes, con los elementos desiguales, como el viejo empedrado junto con la suave cerámica de granito. La zona social con la cocina y el estar completamente comunicado y abierto en un espacio de 6 metros de altura, disfruta de mucha luz y amplitud. Todo el interior resulta un único ambiente con una mezcla perfecta entre lo viejo y lo nuevo: las puertas de espejo y los suelos de baldosas, las ventanas y puertas exteriores diseñadas para esta vivienda y el solado de hormigón pulido en contraste con los aparatos de la cocina de la marca Smeg.

La antesala de salida a la piscina se pinta en azul, para crear una continuación visual de este espacio, introduciendo el exterior dentro de la casa. La casa tiene tres dormitorios en la planta principal, uno con baño en suite.

Externamente, han creado un refugio dentro de las paredes de las zonas exteriores pavimentadas, con encimeras de cerámica en combinación con guijarros y grava en el patio, que contrasta con un jardín de hierbas, un patio de hormigón y un baño cuyo interior cuenta con un techo de madera. Todo está pensado al detalle en esta vivienda de verano que se vende por el módico precio de ¡6,5 millones!.

¡Feliz día a todos!

Fotografías vía [ ] planet deco

Más sobre Virginia

Soy Virginia, Arquitecta de Interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage".

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *