Cocinas invisibles o como esconder los electrodomésticos en la cocina

Existen las cocinas invisibles; son aquellas diseñadas al detalle que están totalmente equipadas, contando con la máxima funcionalidad. En este tipo de espacios, los electrodomésticos están escondidos en los lugares más insospechados como armarios, bandejas correderas ocultas tras puertas laterales, compartimentos secretos y muchas más opciones. Estas ideas sirven para mejorar la estética de la estancia de cocinado de la casa. Hay aparatos que no utilizamos continuamente y que, por eso, no necesitan estar siempre a la vista en la encimera. Portales online de diferentes empresas como satema.es ofrecen un conjunto de servicios técnicos de reparación e instalación de todo tipo de electrodomésticos.

La tostadora es un elemento susceptible de ser escondido, ya que tiene tamaño reducido y normalmente solo la usamos por las mañanas para desayunar tostadas calentitas. Sin embargo, en ocasiones renunciamos a este lujoso desayuno por el hecho de que no queremos abrir el armario, sacar el mencionado aparato, enchufarlo y después, volver a guardarlo. Así que, se puede optar por situar una puerta lateral en la parte de detrás del horno, de la que cuando se abra salga una bandera corredera encima de la cual esté la tostadora.

La cafetera también admite el mismo modo de almacenaje. También se puede buscar un hueco en el que colocar una puerta abatible hacia arriba. De esta manera, la única preocupación será subir y bajar la puerta cuando tengamos ganas de tomar un rico café. De esa misma manera podemos guardar también el robot de cocina, algo que posiblemente, no se use a menudo, pero que siempre es mejor tener a mano. La sandwichera, batidora u otros elementos de dimensiones escasas también pueden ser escondidos con estas opciones.

La decoración basada en el minimalismo es una de las grandes tendencias que busca ocultar cualquier tipo de electrodoméstico.

Si estamos interesados en ello, satema.es nos ayudará garantizando los mejores resultados. Otra de las opciones posibles es integrar los electrodomésticos como el lavavajillas o la lavadora con el resto del mobiliario, poniendo el mismo tipo de material en el frontal de éstos para que parezcan un armario más. Así se logra conseguir la máxima limpieza visual de un ambiente abierto.

Incluso, las cocinas enteras pueden parecer espacios inexistentes. Si conseguimos una apariencia elegante usando el color negro la cocina tendrá un diseño compacto y, en caso de que forme parte del salón, podrá parecer un mueble más de éste. En caso de que vivamos en un apartamento pequeño y queramos dedicar el mínimo espacio a la cocina podemos esconder lo más imprescindible detrás de una persiana, de tal manera que ni siquiera sea vista hasta que no se utilice. También podemos esconderla tras dos grandes puertas abatibles, liberando un amplio espacio para dedicarlo a cualquier otro uso.

En otros casos, la zona de la despensa de productos puede ser organizada como un armario más de la cocina, colocándolo de tal manera que al abrirlo tenga una encimera donde poder guardar los electrodomésticos y una parte inferior donde guardar los alimentos que se deseen, como paquetes de macarrones, botes de especias u otros. ¿No os parece un muy buena solución para integrar el espacio de cocina en el salón creando un único ambiente?

¡Feliz día!

Fotografías  [ ] pinterest

Más sobre Virginia

Soy Virginia, Arquitecta de Interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage".

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.