¡Los neutros al poder!

Hoy os acerco un magnífico proyecto para una vivienda sueca con un interior sencillo y elegante, con mucho carácter. Destaca en particular las puertas interiores de vidrio y acero a modo de cerramientos celosía, tan en boga. Resulta una forma hermosa de dividir las áreas de vivienda y al mismo tiempo, mejorar el flujo de una planta abierta, de gran interés visual. 

El esquema de color predominantemente monocromo incluye una mezcla de coral nude y oxidado, con acentos abundantes en madera natural, que le aportan calidez a todo el conjunto. Las alfombras y cojines estampados agregan un toque gráfico y nuevamente está mi silla favorita,


En 145 m² se distribuye un espacio de estilo nórdico, donde la cocina en tonos empolvados, destaca sobre el resto. Esa tonalidad envuelve desde los azulejos hasta los taburetes. La decoración nórdica nos encanta por su claridad, su limpieza visual y su gusto por todo lo natural. 

Los daneses apuestan muchas veces por espacios monocromos donde los colores se combinan en armonía, sin grandes estridencias. Esto nos ayudará al relax y al descanso tanto en el dormitorio como en cualquier espacio de nuestro hogar. Y el punto de calidez lo da la madera en su versión más natural y los acentos de color, como puntos focales para la decoración. No dejéis de ver este interior lleno de personalidad.

Styling by Alexandra Evita Ogonowski / Photography by Erik Lefvander

Más sobre Virginia

Soy Virginia, Arquitecta de Interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage".

1 Comentario

Responder a Interior Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.