[Interior] Acento en verde en un apartamento gris

En este ático diseñado por completo en tonos de la paleta de grises, el único color que se destaca es el acento en verde del mosaico de la cocina. Además, las numerosas plantas que lo pueblan, junto a los azulejos elegidos especialmente para la cocina, ayudan a romper el tono monocromático y aportar frescor a un espacio, a priori, frío. En apenas 77 m², se desarrolla un apartamento abuhardillado, con techos y mansardas en movimiento, donde los muebles y los objetos de decoración mezclan un estilo clásico con uno más contemporáneo, creando el diseño perfecto. La cocina queda completamente integrada en el salón, comunicada así dando una sensación de amplitud al ambiente. Un solado de madera en listones de gran formato, dan la calidez a un espacio donde hasta las vigas de madera recuperadas se han teñido de gris.

La luz es muy importante en este interior, y no sólo la natural que entra por las ventanas, sino también las lámparas. La sensación de la ‘chandelier’ de cristal y las sillas Ghost de Kartell, ayudan a esa sensación de ligereza en todo el ambiente. Los dormitorios resultan de lo más acogedor. Textiles vaporosos y en algodón y linos, que aligeran, tonos crudos y neutros, que amplían… Un apartamento lleno de intenciones, donde la gama cromática se salpica de acentos en verde que refrescan el conjunto algo apagado por tanto gris. Sencillez, en un aire nórdico inconfundible, para un espacio abierto, lleno de calidez a pesar de todos sus condicionantes, y que ha sabido aprovechar su arquitectura y hacerla partícipe de la decoración interior.

¿Qué os parece este mini espacio? ¿Viviríais en un espacio tan gris? Dejadme vuestros comentarios.

¡Feliz día a todos!

vía

Más sobre Virginia

Soy Virginia, Arquitecta de Interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *