[Deco] Un interior en azul con acento parisino

Adiós a las paredes blancas y ¡hola al azul intenso!. Cada vez más, en los interiores, vemos colores vibrantes y llenos de fuerza, que hacen que los espacios evolucionen con sus propietarios y se conviertan en sitios más personales y con mayor estética. En lugar de una base estándar en blanco típico del estilo escandinavo, se decide pintar con un azul grisáceo, que hace de este interior, junto al uso de materiales como la madera y los textiles, un perfecto interior cálido y confortable. Este apartamento de tres habitaciones y una superficie de 94 m² en Suecia, cuenta con una sala de estar y un dormitorio teñidos de azul precioso en su tonalidad más apagada o grisácea. Todo ello en armonía con una madera natural, sin acabado en las puertas y los acentos de color gris, junto al papel pintado de la cocina muy floral, que ambientan de forma ideal.

Terciopelo, formas redondas de cristal y dorado,…, todos los elementos que pertenecen a un estilo más parisino que escandinavo, confluyen en este ambiente. Un solado de madera con muchos adornos de brocante y hermosas telas y materiales lujosos. En este interior, todo se ha vuelto un poco más personal a través de las paredes en azul romántico.

En la cocina, especialmente, es donde descubrimos con el papel y accesorios, que se crea un vínculo directo con París, pero también en términos de estilo y forma vemos las influencias parisinas. Toda la luz que entra en la vivienda, consigue subir el color azul de sus paredes, creando una sensación de amplitud y calidez. Las ventanas son sus grandes aliadas y quedan potenciadas con los textiles livianos y en tonalidades neutras en la misma gama de la vivienda, lo que le da mayor protagonismo a este elemento.

La decoración perfecta de todas y cada una de las estancias de la casa siguen una misma estética. Se crea el equilibrio, tanto de estilo, como de acabados y colores, que te sirven de base para el estilo general. En este apartamento vemos cómo los espacios son limpios y ordenados jugando con una decoración sencilla y personal, con alguna piezas recuperadas, y elementos minimalistas.

Materiales como la lana de las mantas, el lino e las sábanas, la madera sin tratar del suelo o la silla de cuero, ayudan a conseguir una decoración atemporal, elegante y cálida. ¿Qué os parece este espacio? ¿Os atreveríais con un papel de flores en la cocina como el de este interior?

¡feliz comienzo de semana a todos!

vía

Más sobre Virginia

Soy Virginia, Arquitecta de Interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *