[Interior] Buhardilla de 32 m² en industrial “Chic & Charme”

En una bonita casa de piedra ubicada en un callejón, a 100 metros del mar y a 20 metros del puerto de Port-en-Bessin Huppain, un pequeño puerto pesquero en Normandía, Calvados, en el corazón de las playas del desembarco, descubrimos una buhardilla a modo de pequeño apartamento lleno de encanto y personalidad para alquilar los fines de semana. Mucho más que una habitación de hotel, a medio camino entre un bed&Breakfast y la independencia de un mini piso amueblado con cocina. A modo de pequeño loft de estilo industrial, es un ejemplo perfecto para quien disponga de techos inclinados y no sepa cómo resolverlo y más si la madera de la estructura queda vista. Se ha prescindido de tabiques para no crear una sensación claustrofóbica donde lo único que se “cierra” es el baño y para ello se ha combinado un tabique a media altura con un cerramiento superior de aluminio y vidrio de estilo totalmente industrial.

 Un espacio único, con techos inclinados, con vigas de madera, baño de “cristal” y cocina contemporánea, en apenas 32 m² donde destacan los materiales como el mosaico negro de la cocina, la taquilla industrial a modo de aparador, el área de comedor con mesa y 2 sillas altas tipo taburetes, etc. La luz penetra en el interior mediante dos velux, una en la zona de cocina y la otra en el dormitorio.

Las paredes del baño son totalmente tipo metro y el suelo es de pequeñas losas de mosaico negro. El techo fue pintado en color gris pálido. Una gran ducha a ras de suelo se cierra con una puerta de cristal mantener siempre esta noción de transparencia. ¿quién se apunta a perderse por este loft?

¡Feliz comienzo de semana a todos!

Fotografías [] Philipe Stroppa, vía Côté Maison
Web: www.lamaisonmatelot.com 

VirlovaStyle  
 

TWITTER / FACEBOOK / BLOGLOVIN / PINTEREST / INSTAGRAM

Más sobre Virginia

Soy Virginia, Arquitecta de Interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage".

Deja un comentario

    1. No nos podría gustar más la decoración. Para vivir seguramente acabaría siendo demasiado agobiante, pero desde luego es muy inspirador. Las vigas de madera me vuelven loca y el toque industrial le da un encanto especial. Este fin de semana hacía la maleta sin pensarlo 😉 ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.